Oscuridad Eterna

El ser humano se haya en una eterna oscuridad, una oscuridad llena de secretos y misterios. Este foro alberga a esas personas que buscan respuestas. ¡Descubramoslas!
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Nací, crecí, amé, odié, maté y moriré.

Ir abajo 
AutorMensaje
MN
Espíritu errante
avatar

Femenino Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 09/07/2010
Edad : 24

MensajeTema: Nací, crecí, amé, odié, maté y moriré.   Miér Ago 11, 2010 9:07 pm

Si tuviera que dar constáncia de como habría imaginado acabar mi vida, seguramente visualizaría un gran campo de batalla sumido en el más absoluto reposo, el hedor a muerte y el humo de la zona batida mezclandose con la suave brisa de un silente atardecer y el desasosiego e incertidumbre de la derrota y la pérdida. La trinchera habría sido completamente inservible.

Sobre el mortuoso plano reposaría una mujer, tendría los labios cortados, los ojos vidriosos y el rostro y el cabello mugriento de tierra y polvo. Las manos manchadas de sangre al igual que sus vestimentas oscuras y polvorientas. Yacería sobre la tierra seca con las piernas entreabieras y ligeramente flexionadas, como indício de hacer un exfuerzo por levantarse. El codo izquierdo apoyado en el suelo con la mano presionando con fuerza la tierra que se filtraría entre sus dedos. El brazo derecho inerte sobre la tierra . Inclinaría la cabeza con gran dificultad hacia delante, intentando controlar visualmente el panorama. En el pecho sentiría una fuerte presión que le cortaría poco a poco la respiración como si un punzón helado le fuera atravesando los pulmones.
Un dolor agudo y ardiente le traspasaría el abdomen que no dejaría de emanar sangre en gran abundáncia.
Lágrimas a causa el gran exfuerdo inútil por incorporarse, dada la situación, se escaparían de sus ojos, tras vários minutos de mantener sus músculos en una casi insoportable tensión que debiera haber sido poco productiva , dejaría caer agotada las piernas sobre la superficie como símbolo de incipiente derrota, no obstante no perdería su leve experanza, si algo la caracterizaba, a parte del caracter lamentablemente impulsivo que la habría matado, era la tenacidad.

Habría una cámara a pocos centimetros de ella, se presentaría tirada sobre el suelo sin miramiento, destrozada, acribillada. El único arma que llevaría, ( si se le puede denominar como tal), un paralizador Stun Gun de 200.000 voltios de defensa personal, habría quedado reducido a pequeños pedazos. Habría sido consciente de que esto último no se concebía ni de lejos, como algo que pudiera hacer frente si se diera el caso a los TAR-21 de los Israelís, sumado a los M4A1 de la puta infantería americana. Se suponia que no iba a estar en primera línea de defensa, ni ella, ni su compañero que probablemente yacería muerto a pocos metros de su posición, sin expresión alguna en el rostro, si es que intacto lo conservara.

Como habríamos llegado a morir en una guerra, despreciando totalmente los actos bélicos entre ejercitos de estado, es irrelevante, de hecho no se como, lo único de lo que puedo dar fe absoluta es que si todo lo que mi cabeza trazaba hace quince años hubiera seguido su cauce inicial, aquel habría sido nuestro destino, y en mi caso, hubiera muerto feliz, por tener cojones, o hablando con propiedad, ovarios, de ir hasta allí con la firme certeza de que lo más probable era que no regresara.

No obstante, en ocasiones aquello que ideaste en un principio no se llega a dar, y aunque siento cierta nostalgia de tiempos en los que imaginaba mi vida, y por consiguiente mi muerte, de dicha manera, no me arrepiento del camino que tomé que me alejó de todo aquello, dado que estoy en esta situación únicamnete dada mi elección, y al igual que si hubiera ido al corazón de un conflicto armado, era plenamente consciente de los múltiples riesgos de mis actos.

He tenido diversos nombres, algunos despectivos y otros dignos de conservar en mi memoria, pero en estos momentos todos ellos carecen de releváncia. Mi edad; treinta y dos años, mi situación actual; sentada en el descuidado suelo de una celda, recostada sobre la pared, escribiendo esto a una vieja maquina que ,sin saber como, la indulgéncia de estos hijos de puta me ha proporcionado. A escasas horas de un juicio en el que yo, junto a cuatro compañeros,
seré condenada a pasar el resto de mi vida en la carcel. No hay alternativa alguna, todo va a ser de lo más ameno, rápido y sencillo, renegamos del estado y siquiera vamos a presentar defensa.
Escribo esto para que exista una prueba fehaciente tanto de como he vivido hasta la fecha, y las decisiones que he tomado que me han llevado hasta aquí, como de la forma en la que voy a terminar mi vida, todo se resume en escasas palabras; nací, crecí, amé, odié, aprendí, maté y moriré. Es la hora de profundizar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
killer
Nada
avatar

Masculino Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/07/2010

MensajeTema: Re: Nací, crecí, amé, odié, maté y moriré.   Dom Ago 15, 2010 12:33 pm

No me gusta, quiero decir esta tan bien escrito como siempre Mamba, pero me recuerda a tu época bestia ¬¬
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MN
Espíritu errante
avatar

Femenino Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 09/07/2010
Edad : 24

MensajeTema: Re: Nací, crecí, amé, odié, maté y moriré.   Miér Ago 18, 2010 11:09 pm

ok
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Nací, crecí, amé, odié, maté y moriré.   

Volver arriba Ir abajo
 
Nací, crecí, amé, odié, maté y moriré.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Se busca...habitante de Puente Viejo que no haya matado a nadie o no sea cómplice de ninguna muerte. Razón aquí.
» Quién mató a Mhetuu
» LA CONFI XXXIX
» No todo está perdido (...me matáis)
» ¿La curiosidad de verdad mató al gato? [Priv. Armin] +18

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Oscuridad Eterna :: ARTE :: EXPRESIÓN ESCRITA-
Cambiar a: